Microrrelato: Somos dos tíos fuertes…

20130706-175332.jpg

– Somos dos tíos fuertes, ¿a que sí?

Fueron las últimas palabras que Desiree, tras escupir dos dientes, pudo dirigirle a Lourdes. Era un día gris de los de antaño, de aquellos que acaban rompiendo a oscuro. La poca gente que atravesaba la plazuela a esa hora aceleraba el paso al ver la situación. Las chicas, taconazos largos, estaban tendidas en el suelo mezclando sus sangres. Cuatro lobitos feroces, henchidos sus pechos, las rodeaban. Los cobardes abandonaron el lugar cuando ya no quedaba un hálito de vida. Dejaban tras de ellos un eco de risotadas que se posaban en el pavimento formando una alfombra hacia la muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: